Los  Mossos d’Esquadra  han detenido a un chamán africano acusado de haber estafado, al menos, 32.000 euros a una mujer a la que aseguró que podía curar la diabetes que sufre su hija. Días antes de Semana Santa, una mujer española de 65 años se topó con el supuesto brujo, de 25 años y nacionalidad guineana, en la boca de un metro. El individuo estaba repartiendo papeles donde ofrecía sus servicios como sanador. La mujer le dijo que su hija sufría diabetes y el brujo le aseguró que podía curarla. A partir de entonces, empezaron a quedar por teléfono. El chamán ordenó a la mujer que no dijera a nadie nada mientras él iba realizando rituales. Le aseguró que si decía algo los rituales no funcionan.

Leer más  http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/08/05/catalunya/1470383116_202687.html