Descubrí el poder el pensamiento científico durante mi proceso de recuperación de una enfermedad que posiblemente no existe. Tengo formación “formal” de ingeniería e informal como científico, situación que ya estoy resolviendo.

Soy estudiante de maestría en ciencias, microempresario y observador del mundo.

Una de mis grandes inspiraciones es Carl Sagan, su trabajo de divulgación me ha permitido obtener una nueva visión del mundo y el cómo opera.

Creo que su texto más pertinente en este momento de la historia es “El mundo y sus demonios” (“The demon-haunted world”) y lo que buscaré en este espacio es utilizar esas ideas en lo que respecta a México y su entorno.